marioborini@hotmail.co.uk

MORTALIDAD INFANTIL EN ARGENTINA. Contexto, mitos y develaciones

Mario Borini y Luis Migueles

Hay muchas diferencias con lo que se suele decir. Con el aumento de cierto uso político de este indicador, sus omisiones y falseamientos son más frecuentes y graves.

  • Dado que la mortalidad infantil desciende en todo el mundo, el descenso no es patrimonio de ningún país ni gobierno. 
  • La reducción ya no es fundamentalmente de la mortalidad postneonatal (entre 28 y 365 días de vida): contra todos los pronósticos, se está reduciendo casi al mismo ritmo la mortalidad neonatal (entre el nacimiento y los 27 días). 
  • 1438302985827-rbol-de-la-vida-y-la-muerte.jpgComo la disminución de la natalidad concentra la atención en menos niños, cuesta saber cuánto influye la menor natalidad en la reducción de mortalidad infantil. 
  • Hay sub registro de muertes, pero también subregistro de causas, entre las que se destaca el hambre por ser al mismo tiempo inocultabe. 
  • El tratamiento de rehidratación oral con una sencilla combinación de sales ha sido paradojalmente la tecnología que más redujo la tasa de mortalidad infantil en el siglo pasado, el más tecnológico de la historia, pero su comercialización por trasnacionales se siguió de un aumento de la tasa cuando aumentó el precio de las sales, como muestra del impacto negativo del mercado en la salud.  
  • Hasta ahora no es cierto que con la democracia se cura: si el subregistro de las muertes infantiles es similar, un conjunto de siete países no democráticos (sultanatos, emiratos, monarquías absolutas) tiene una tasa de mortalidad infantil que es la mitad de la que tiene el conjunto de los casi 200 países que se consideran democráticos. 
  • Argentina queda lejos de cumplir la Meta del Milenio que vence en 2015, una meta fácilmente alcanzable si se considera que su tasa prácticamente triplica a la de los países de Europa Central con menor tasa. 
  • Las diferencias regionales persisten en perjuicio del Norte argentino, algo que por su regularidad es estructural, como un signo más de la ineficacia nacional, regional y jurisdiccional. 
  • Frecuentemente, los cruces de variables sociales y ambientales con la tasa de mortalidad infantil en cada jurisdicción argentina no muestran las relaciones esperadas, de manera que a partir de la Intervención del INDEC en 2007 hay que estudiar la validez de los datos socio-ambientales, al mismo tiempo que la influencia en la mortalidad infantil de los planes sociales sobrepuestos a dichas variables. 
  • La población con cobertura pública exclusiva tiene una mortalidad infantil mayor que la que accede a otros subsistemas de salud, en una expresión clara de injusticia distributiva, en este caso reforzada por el propio Estado cuando subsidia a Obras Sociales y Prepagas privadas con fondos que sustrae del financiamiento de sus hospitales públicos. 
  • El desarrollo de la genética propone una urgente incorporación de la genética comunitaria entre los servicios de salud para reducir las muertes clasificadas como “Malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas”. 
  • El Banco Mundial se equivoca cuando elige la educación de las madres como una política “compensatoria” para reducir la tasa de mortalidad infantil, porque al menos en Argentina el nivel de instrucción y esa tasa no se asocian fuertemente de una manera directa. Así, el Banco no sólo desvía la atención de otros problemas macrosociales, sino que equivoca el diagnóstico. 
  • La reducibilidad de la mortalidad infantil en Argentina sigue siendo de 2/3, la misma proporción que se reconocía hace más de 60 años. 
  • No caben para el país algunos conceptos que se pretenden instalar, como el de la transición demo-epidemiológica: en Capital Federal, su Ciudad más desarrollada, la situación demográfica es transicional pero la epidemiológica es pretransicional por su tasa de mortalidad infantil todavía alta, con notable brecha entre sus Barrios y Comunas. 
  • En conclusión, el país tiene un alto nivel de mortalidad infantil, su velocidad de reducción es inferior a la de muchos países latinoamericanos y su estructura sigue siendo de una enorme desigualdad. 
  • El Plan Operativo del Ministerio de Salud de la Nación para Reducir la Mortalidad Materno-Infantil,de la Mujer y de las Adolescentes es fundamentalmente declarativo porque carece, entre otras condiciones, de acciones intersectoriales, extramurales, interdisciplinarias, de participación comunitaria y de fondos presupuestarios nacionales suficientes aún para las metas modestas del Plan 

LMBORINI@INTRAMED.NET

Mucho agradecemos que si expresan sus comentarios lo hagan por este Blog, aunque por su extensión insertamos el trabajo completo en una página externa (https://es.scribd.com/doc/268599126/MORTALIDAD-INFANTIL-EN-ARGENTINA-Hechos-y-contextos-Mas-de-medio-siglo-de-mitos-y-develaciones). Tal vez está de más decir que una expresión o información de Ustedes , en cualquier sentido, es para nosotros de muy alta estima 

Una versión anterior de los mismos autores de este trabajo fue publicada en abril-2015 por el Instituto de Estudios de Estado y Participación (IDEP). Valoramos muchísimo esta edición que el Instituto títuló "La mortalidad infantil en Argentina. Verdades, mitos y revelaciones", https://drive.google.com/file/d/0B3UrtGwjkS44OW9OZG9WamY3SVU/view 

|

Comentarios

Estimado Mario: muchas felicitaciones por la presentación hecha con Luis en ATE. como siempre que te escucho o leo una vision diferente inteligente y analítica de cada tema que abordas, dejando certezas pero muchas preguntas y una necesidad imperiosa de elucidar el tema a cada uno que te escucha. 

Te cuento que estoy a cargo del Observatorio de Enfermedades Respiratorias Infantiles del Ministerio de Salud en Ciudad e Buenos Aires y trabajando para el Dpto. de Maternidad e Infancia. 

Una meta que debemos consolidar en los proximos meses es la conformación de los Comités Hospitalarios de Mortalidad Infantil, con análisis causa raíz de cada muerte. 

Te pedia si podes enviarme la presentacion tuya y de luis en power de hoy. Mi intención es reveerla con la gente que trabaja conmigo y discutirla entre todos. Tambien me gustaria poder encontrarme con vos y Luis cuando implementemos los Comités para asesoramiento. consejos, orientación y enfoque que puedan recomendarme. En cuento armemos la Reglamentación para las Comisiones te aviso para escuchar los enfoques y opiniones de ustedes

Un saludo y gracias por hacernos pensar 

Ariel Golubicki

Responder

Buenas tardes

Escribo debido al interés que me generaron los artículos que he leído de su autoría. Tuve la posibilidad de acceder a unos cuadernillos de ATE sobre el sistema de salud en Argentina y, a su vez, he leído algunos artículos en el blog "Salud Extraoficial".

Yo soy Licenciada en Psicología, actualmente trabajo en un programa que forma parte del Sistema de Protección de Niños/as y Adolescentes de la Ciudad de Buenos Aires. Anteriormente trabajé en forma voluntaria en el Hospital Borda. Creo necesario un gran cambio en el sistema de salud (además de otros áreas, como en el que trabajo actualmente), por lo que me parece útil poder hacer algún aporte al respecto. 

Desde ya, muchas gracias.

Saludos 

Agustina Amado Olivi

Responder

Hola Mario

Fui a Estados Unidos y a Canadá, 2 meses. Tiempo para descubrir otro país y otra cultura. Mucha gente loca contra el aborto (pro life) 

Bravísimo tu trabajo! Che, no le preocupan la salud de los niños ya en este mundo!

Beso

Armelita (Frankfurt, Alemania)

Responder

Los voy a felicitar. Mis compañeros quedaron maravillados por la información que hemos apreciado a más no poder, además de la postura, esto lo digo, yo ante el panorama de la salud en general y el pobre compromiso estatal

Agradecida a montones

Meriem (Radio La Tribu, Buenos Aires) 

Responder

Muy interesante.

Muchas gracias.

Jorge 

Responder

Gracias por el envío de estos materiales. Saludos, Jorge Carpio

Responder

No hay en nuestro medio trabajos de calidad comparable con éste.

Y calidad no es solamente la de los datos sino la honestidad en las conclusiones, libres de prejuicios.

Cuando, además, esa calidad se repite regularmente en las entregas, convierte a este blog en excpecional (una pena que sea así...)

Felipe Aguerre

Responder

Buenísimo tu blog

Bienvenido! Sigamos Juntos!

www.saes.org.ar (Sociedad Evaluadores Salud)

www.trad.com.ar

Carlos Trad FAGER

Responder

Muy interesante.  Gracias.     Ignacio Pinasco

Responder

Muchas gracias, Mario, lo difundiré

Excelente trabajo¡¡¡

Nila Heredia (Bolivia)

Responder

MUCHAS GRACIAS, MARIO, LO VOY A LEER

ABRAZO

RICARDO BLANCO

Responder

Amigos, me gusta esta manera de pensar la cosa:

Hasta ahora no es cierto que con la democracia se cura: si el subregistro de las muertes infantiles es similar, el conjunto de siete países no democráticos (sultanatos, emiratos, monarquías absolutas) tiene una tasa de mortalidad infantil que es la mitad de la que tiene el conjunto de los casi 200 países que se consideran democráticos. Entonces, cómo pensamos esas "denuncias" de injusticia distributiva?

Las diferencias regionales persisten en perjuicio del Norte argentino, algo que por su regularidad es estructural, como un signo más de la ineficacia nacional, regional y jurisdiccional.  

Me ayudan a pensarlo?

Saludos con mi gran respeto a su trabajo

Gracias

Lucía

Responder

Reedifundooooooooo, querido Mario! 

     Qué temita …..  Como siempre brillante!

Abrazo¡

Gra

Responder

Recibido, gracias Mario. Lo leeré.

Abrazo

María Elena

Responder

Ídolo ¡!! Siempre trabajando, maestro ¡!!

Lo que hacés aporta a la salud. Nos has hecho pensar tanto e intentar resolver problemas de nuestra “pequeña salud pública en el hospi”.

Jamás olvidaré tus enseñanzas.

Un abrazo y mi admiración de siempre…

Claudia (Morón, Buenos Aires)

Responder

Gracias, Mario!

Responder

Muchas gracias por el envio!!

Felicito su dedicación y estudio a un tema tan sensible como la salud, en particular la salud pública y de la infancia en la Argentina de los últimos 30 años.

Un cordial saludo

Ana M Corti

Responder

Un artículo muy atinado y fundamentado. El análisis de la mortalidad infantil y las variables asociadas se ha vuelto crecientemente complejo, y menos comprensible para el ciudadano, facilitando su utilización política. Además del núcleo oscuro de las enfermedades genéticas y congénitas (insuficientemente estudiado), se agrega el de las muertes domiciliarias, que alcanzan a cerca del 10% de las muertes infantiles, y detrás de las cuales se esconden problemas de marginalidad y acceso. En el caso de CABA, además de la ineficacia del sistema, probablemente incidan ciertos cambios demográficos anti-transicionales expresados en la base de la pirámide. 

Pedro Casserly

Responder

Felicitaciones Mario, como siempre admirando tu voluntad y persistencia

Abrazo 

Dr. Jorge Chaui

Responder

Gracias Mario, lo veré... 

Varios abrazos

Malcolm Elder (Neuquén)

Responder

Gracias, Mario, por compartir tu artículo y permitirme trabajar con tu producción en para poder trabajar con él en las clases de Epidemiología del Doctorado

Es un gran orgullo

Mónica (La Plata, Buenos Aires)

Responder

Gracias

Adriana Alberti

Responder

Excelente nota!

Felicitaciones

Luis Allo

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar
marioborini@hotmail.co.uk google analytics